fbpx

Algo acaba para empezar otra: ¡ya podemos ejercer como terapeutas en Terapia Familiar!

Se ha celebrado, el pasado 14 de julio, la clausura del Postgrado en Prácticas terapéuticas supervisadas en Terapia Familiar de la Escuela Itinere. El acto ha sido recibido con alegría, emoción y proximidad

Mascarillas, botellas de gel hidroalcohólico, puertas bien abiertas … La Covid no ha sido un impedimento para celebrar la clausura del curso 2019-2020 del Postgrado en Prácticas terapéuticas supervisadas en Terapia Familiar. Antes de la entrega de los diplomas, el alumnado se ha podido reunir conjuntamente con el personal docente y de supervisión de Prácticas supervisadas de la Escuela Itinere ─Ana Baldero, Javier Loyo y Adela Camí─ para hablar durante una largo rato sobre el Postgrado y sus impresiones personales.
Primeramente, se ha hecho un traspaso de información de los casos que han llevado los y las alumnas durante el curso y que a partir de ahora serán atendidas por terapeutas de EDUVIC • FAMILIAS. Han sido unas exposiciones largas y exhaustivas sobre las experiencias de los y las alumnas con respecto a sus observaciones como terapeutas. Después, el personal docente les ha pedido sus opiniones sobre el Postgrado. Las buenas palabras no han faltado, aquí tenéis una recopilación:

«Me llevo muchas herramientas, una mirada capacitadora hacia mí misma y un trabajo personal con las resonancias. Sobre todo me ha gustado la oportunidad de entrar personalmente con la familia»

«He podido aplicar lo que he estudiado durante los dos años previos. He adquirido confianza personal y el convencimiento de que soy capaz de hacerlo»

«Le he dado un sentido al estudio teórico, he podido integrarlo todo. He sido capaz de ver la parte sencilla del proceso terapéutico y me he dado cuenta de que con muy poco puedes darlo todo. Además, el hecho de tener los espacios de tutoría ha sido muy positivo»

«He adquirido herramientas y habilidades y he ganado fluidez en la práctica. El espacio de supervisión me ha dado muchas ideas y el hecho de que haya un grupo donde pueda compartir mis impresiones me ha ayudado mucho»

«He experimentado una incorporación y cambio de mirada ─menos lineal y más circular─ que la teoría incorpora a la vida personal. He ganado mucha seguridad personal. Los tres cursos han sido una reconciliación hacia la terapia y la vida»

«He aprendido nuevas maneras de poder intervenir con las personas que les cuesta verbalizar. También he superado mis carencias, y he conectado con muchas habilidades a la hora de manejar las sesiones para poder trabajar bien. El grupo reducido ha dado calidad»

Tras el retorno de percepciones, se ha propuesto hacer una dinámica llamada «orgía». Ésta ha consistido en hacer que cada alumno y alumna y docente tengan que decir cosas positivas del resto. La actividad se ha llevado a cabo con mucha emoción debido al buen sentimiento de camaradería que se ha generado durante el curso. El grupo ha demostrado muy buena cohesión interna y esto les ha ayudado mucho en adquirir matices durante la formación. Según el personal docente, esta promoción ha destacado por su generosidad en el ámbito emocional.
Finalmente, los diplomas han sido entregados y se ha ofrecido un aperitivo. Entre risas y animada charla, los y las alumnas del Postgrado ya se han convertido en terapeutas en Terapia Familiar. ¡Enhorabuena!

Jul 17
X