Los vínculos afectivos cuando las mamás son adolescentes tuteladas.

Aprovecho este espacio para plantear algunas preguntas para la reflexión, el debate y la construcción de la intervención. De alguna manera, la narrativa reflejada en este artículo de blog está relacionada y construida en base al proceso de intervención que llevamos a cabo en el contexto de la RESIDENCIA MATERNAL ANTAVIANA d’EDUVIC SCCL, a cuyos profesionales nos resultarán muy útiles las aportaciones que podáis realizar, con lo cual ahí va nuestro agradecimiento por adelantado.
¿A QUIEN “CUIDAMOS” Y COMO CONSTRUIMOS LOS PROCESOS DE VINCULACIÓN CUANDO LOS PROFESIONALES ASUMIMOS LA RESPONSABILIDAD DE ATENDER Y DAR RESPUESTA A LAS NECESIDADES DE LAS ADOLESCENTES TUTELADAS QUE SON MADRES??? Son, entre otras, algunas de las preguntas que nos planteamos en diferentes momentos los profesionales, que desarrollamos diversos roles en el ámbito de la atención a las madres adolescentes que están en situación de tutela.
Y desde la mirada sistémico-relacional,¿ cómo lo hacemos?
¿Cuidamos a la mamá para que cuide a su bebé? ¿ cuándo intervenimos los profesionales atendiendo al bebé?, cuando la mamá se muestra poco atenta, porque no sabe, porque no puede,……..porque ella misma necesita ser cuidada? ¿Construimos un vínculo afectivo saludable con la mamá adolescente para que ello favorezca que ella misma vaya sumiendo las funciones maternas? ¿Cómo hacer para no invadir, suplantar, desconfirmar, ningunear,..?
Y LA COMPLEJIDAD ESTÁ SERVIDA!!!!

En la película “El Camello que Llora” podemos observar como los cuidados hacia la madre son favorecedores del vínculo maternofilial.

Fragmento “El Camello que llora” from Escola Itinere on Vimeo.

Nos preguntamos también, ¿qué hacemos con los vínculos que la adolescente ha construido en su ámbito “familiar de origen” y “familia creada”?; vínculos que denotan cierta fragilidad y que tienen algo que ver con la manera de hacer, sentir y construir su presente y su realidad.

¿Podemos facilitar que las figuras parentales “reparen” de alguna manera aquellas heridas producidas, el dolor y sufrimiento causado? Es decir, todo aquello que está relacionado con su situación de “adolescentes tuteladas”, todo aquello que nos viene narrado en los informes, en las coordinaciones……

 

¿Podemos favorecer que puedan construir la relación de otra manera que les permita disfrutar a la vez que generan bienestar y favorecen la crianza del nuevo miembro de la familia? Podrían cuidar a su hija que ha sido mamá, de manera saludable, en esta etapa compleja para la adolescente, desde una mirada diferente hacia ellos como familia y hacia su hija como madre???

Y ¿qué hacemos con el padre del bebé?, que bien pudiera estar presente o ausente, que pudiera ser o no la pareja de la adolescente. Con que objetivos lo incluimos en el trabajo con la adolescente y su bebé??? Y su propia familia de origen, qué papel juega en esta complejidad? Cómo se posicionan respecto a la adolescente y su maternidad? Que historia han construido sobre su hijo y la nueva configuración familiar?? Podemos ayudarles a que puedan construir una narrativa útil y unos vínculos saludables? Podrían tener una función cuidadora hacia la adolescente y su bebé?? Y cómo facilitarles la comunicación con la “otra familia de origen”?, la de la mamá claro!!
Y si la pareja de la adolescente no es el padre del bebé, pero tanto ella como él desean que asuma funciones parentales y así lo hace, ¿lo incorporamos en la intervención con qué objetivo? ¿Y la familia de esta pareja actual, cómo participa en el proceso?
A menudo observamos cómo el nacimiento de su bebé puede suponer y/o puede estar relacionado con un proceso intenso y necesario de construcción de su IDENTIDAD e INDIVIDUACIÓN en base a unas expectativas que implican un nivel de complejidad que resulta difícil de manejar, tanto para ellos como para los profesionales. Y Cómo ello adquiere sentido y coherencia en la historia que ha elaborado sobre sí misma y sobre su entorno familiar más próximo.
Construimos unos constructos, entre otros, el de “ ADOLESCENTES Y/O MADRES” “tuteladas”, que nos facilitan en ocasiones la definición del proceso de intervención, y de alguna manera estamos planteando la explicitación de uno de los DILEMAS que tenemos y tienen que afrontar los diferentes personajes que formamos parte del contexto de intervención: profesionales, Institución, adolescente y familia.

Y además como parte del proceso, hemos de hacer pronósticos, identificar riesgos, plantear propuestas de futuro más inmediato. Y construir unos vínculos saludables en EL EQUIPO DE TRABAJO y con los demás SERVICIOS y EQUIPOS EXTERNOS que intervienen, para que la complejidad del sistema de intervención no suponga un “riesgo y/o un problema añadido”.

ANNA BALDERO

Oct 31

0 responses on "Los vínculos afectivos cuando las mamás son adolescentes tuteladas."

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X