El Genograma Trigeneracional, un regalo para la familia

El genograma trigeneracional es un instrumento muy útil en la intervención familiar sistémica. Siguiendo las directrices marcadas por McGoldrick y Gerson en su libro “Genogramas en la evaluación familiar”, podemos construir una fotografía del sistema familiar. Una fotografía en la que veremos representada la estructura, las informaciones más significativas y los vínculos relacionales entre los miembros de este sistema.
La gran utilidad del genograma trigeneracional, radica en su versatilidad a la hora de utilizarlo como herramienta que nos sirve para ir construyendo la historia familiar junto con la familia. Se trata de acompañarlos en la narración de su historia. A medida que van explicando cómo es la configuración de su mundo familiar pueden comprender de manera más amplia como son sus relaciones, y cómo su propuesta relacional hacia los otros miembros de la familia puede influir en la dinámica familiar. Construir el genograma con la familia tiene la ventaja depoder dar voz a todos sus miembros, el hacerlos participar a todos en la construcción permite que cada uno exprese su percepción y vivencia de la historia familiar, y que los demás puedan escuchar una versión diferente a la suya. Incluso en intervenciones individuales, la mirada sistémica facilita que la persona se escuche a si misma poniendo palabras a su biografía familiar.
Al mismo tiempo, el hecho de que éste genograma sea trigeneracional, contribuye a las personas a poderse situar en los diferentes roles que asumen dentro de las misma familia. Somos hijos de nuestros padres, hermanos de nuestros hermanos, padres de nuestros hijos, nietos de nuestro abuelos… y eso permite que podamos ponernos en los zapatos de un hijo, un hermano, un padre… y poder empatizar con sus sentimientos y emociones.
Desde la terapia familiar socioeducativa, tanto en la formación que ofrecemos a través de la Escuela Itinere, como en los servicios de terapia familiar desplegados mediante la Plataforma Cruílla,  utilizamos el genograma tanto como herramienta diagnóstica como, como herramienta de intervención, y es en realidad en el ámbito de la intervención donde cobra todo su sentido. Es a través del genograma que nos vinculamos con la familia, la conocemos y le ayudamos a que se reconozcan.

El genograma es algo vivo, dinámico. En él podemos observar en que etapa del ciclo vital se encuentra la familia, si hay sucesos excepcionales o configuraciones inusuales, y además podemos ir modificándolo a medida que avanza el proceso terapéutico. Es en el análisis del genograma donde en el entramado de símbolos, edades, pautas vinculares, alianzas, coaliciones,  e informaciones varias, se nos van desvelando las hipótesis, estas hipótesis a veces son plausibles y otras no tanto. Y son esas hipótesis las que nos irán guiando en la intervención a medida que las podamos ir corroborando o refutando.

Esa versatilidad del genograma es la que ha permitido que su uso se pueda adaptar a la sociedad actual, pero debemos estar atentos a la diversidad de configuraciones familiares con las que nos encontramos en nuestro trabajo diario, y encontrar la manera de representarlas en el gráfico. Todos sabemos como dibujar una separación, pero ¿como dibujamos un hijo cuya madre ha decidido ser madre soltera mediante una  fecundación in vitro? Éste es solo un ejemplo de las diversas situaciones que nos podemos encontrar en la actualidad y debemos ser capaces de  manejarlas con la misma facilidad que las otras para que tengan la misma utilidad en la intervención terapéutica.
Para los profesionales que trabajamos con familias en la cooperativa Eduvic, y socializamos nuestro conocimiento a través de la Escuela y la Red Itinere, la “magia” del genograma trigeneracional radica en el hecho de que la familia narra su historia, y esa narración hecha con el acompañamiento del terapeuta, les puede servir para ampliar la comprensión sobre el funcionamiento de su sistema familiar, y así poder transformar la dinámica familiar disfuncional en un funcionamiento más saludable.
Oct 31

0 responses on "El Genograma Trigeneracional, un regalo para la familia"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

X